INICIO
FUNDAMENTOS
CIENTÍFICOS
CASOS DE ÉXITO
PROGRAMAS
PEDAGÓGICOS
PLANES
DE ESTUDIO
CULTURA
PUBLICACIONES
ARTE Y
EDUCARTE
ESCUELAS
CLAVE DE SOL
UNIVERSIDAD
CREATIVA DE
LAS ARTES
ECOALDEA DE
LAS ARTES
ANTECEDENTES
APOYO A
DOCENTES
UBICACIÓN
CONTACTO
AUDIOVISUAL
   
 
  + Educación Integral  
  + Pedagogía Holística  
  + Educación de Paz  
     
     
   

Una educación basada en la exclusión de la mayor parte del compendio de vida sensible que constituye un niño, no es precisamente un sistema de paz. Si uno de nosotros desde su dictadura personal excluye al resto de sus compañeros de vida de todo aquello que les permite sentirse útiles; participar, disfrutar y divertirse en la vida, les está haciendo la guerra. Este el mayor problema en la educación que privilegia a la inteligencia intelectual. Ello crea un problema de guerra fría educativa y sociológica.

Como las sociedades son el resultado de la inteligencia que se privilegia en las escuelas, tenemos una sociedad en guerra. Guerra material, solapada, competitiva hasta no tener piedad del prójimo ni de nosotros mismos. Ésta misma realidad está al origen causal de las guerras con armamento.

 En la vida interior de un alumno de nuestros sistemas educativos tradicionales, hay una guerra inconsciente. Se le hace la guerra a toda inteligencia no incluida en el proceso docente. A la inteligencia celular, al cuerpo, dado que se permite en el recinto escolar, la venta y consumo de todo tipo de golosinas y comida chatarra. Se le hace la guerra a la mente superior, dado que no se respeta el silencio, no se cuida el color y se llenan de imágenes negativas y no se enseña a usar la inteligencia espacial, imaginativa. Se le hace la guerra al Alma del niño, dado que no se trabaja con sus capacidades; la inteligencia emocional y se le hace la guerra al Espíritu, dado que se le ignora o se esclerotiza con normas fijas y filosóficas preestablecidas.  

Por tanto en el espacio epidérmico que crea la piel del alumno hay una guerra fría de una inteligencia menor hacia el resto que sólo puede traer límites, resultados mediocres, protestas y guerras externas. 

Recuperar las inteligencias múltiples es darle a cada una su lugar. Darles un rol para vivir. Integrarlas es hacerlas colaborar para así, crear la paz individual y desarrollar la capacidad de amar que es una estrategia frontal contra la violencia. Por ello es que Educarte es un MODELO EDUCATIVO PARA LA PAZ.

 

clavedesol@educartemas.com